miércoles, 7 de enero de 2009

EL MUNDO ACTUAL, QUE DIOS NOS GUARDE (6a Parte)


LA ONU – OBJETIVO LAS FAMILIAS – Hoy en día, tampoco es un secreto. I

Cada vez que le coloco este tema a mi esposa sobre el peligro que en la actualidad tienen las familias, la respuesta de ella es ¨ ya empezaste y ¿en donde dejas la esperanza? ¨ Donde dejo la esperanza, vaya,, que desarmada tan berraca, y me deja pensando durante un tiempo, pareciera que se trata de la frase de cajón para decirme, ¨ Mira este tema a mi no me importa ¨ pero conociendo a mi esposa sé que si le importa y mucho, la verdad creo que le da miedo afrontar este tema, la estresa, y no la culpo.

El miedo es un arma que los embaucadores siempre han utilizado para conseguir sus propósitos, y los que planean el nuevo orden mundial no son la acepción, más adelante hablaremos de sus técnicas, por lo pronto debemos concentrarnos en su siguiente objetivo, las familias, veamos.

En un documento de la UNESCO citado por Antonio Caponneto, titulado, Hacia un entendimiento mundial, volumen VI, sección II. Paris, 1968 - 1948 – 1949, ¨ Pedagogía y educación ¨ Pág. 110. Que utilizaba como píe de pagina en libro del Doctor Antonio Ordóñez titulado Ideología de Género, encontré un texto que me dejó en claro las intenciones de la UNESCO al respecto de las familias.

¨ El derecho de los padres a la educación de sus hijos es un obstáculo que hay que superar, hasta lograr la mayor aceleración de la escolaridad sistemática estatal. Liberar al niño cada vez más de la familia y a las madres de la esclavitud biológica. Es deplorable que se transmita de padres a hijos un estrecho espíritu de familia que sólo contribuye a una esclerosis mental. ¨

Con base en lo anterior, queda claro que la familia del nuevo orden mundial será muy diferente a la que conocemos hoy en día, pues las propiedades que caracterizan a una familia tradicional serán aplastadas por los organismos multilaterales.

¨ Que los padres admitan su equivocación, para lo cual se habilitará cuidadosamente la instrucción de las mismas familias, por medio de escuelas de padres y otras instituciones semejantes. Los padres sienten inquietud con todas las medidas con que progresivamente les reducen su libertad de elegir las actividades escolares. A medida que los deberes, las responsabilidades y los compromisos financieros, sumados a las obligaciones del Estado que se desarrollan, su control y su política se imponen, sobre las familias. A menudo los padres están ciegos. ¨

Mediante estos planes son claras las intenciones de la ONU sobre las familias. ¿Pero estos planes ya están en practica? No lo debemos dudar, ¡por supuesto que si!, un ejemplo es lo que en materia de educación y de familia está ocurriendo en Venezuela.

Permítanme les escribo una anécdota. ¨ Un buen día una pareja que venían de Venezuela querían hacer algunas inversiones en Bogotá. Fueron atendidos por mi esposa en la oficina donde trabajamos y nos comentaban que en la actualidad en el hermano país de Venezuela, cuando iban a registrar a los niños, los padres no podía colocarle el nombre que ellos querían, pues en las notarías el gobierno dispuso unos listados de nombres específicos de acuerdo al día de registro. ¨ Estamos frete a un sistema social y político llamado ¨ El perfecto orden ¨ antesala del más recalcitrante de los totalitarismos; lo grave es que llegará el momento histórico en que la misma sociedad lo solicitará a gritos para que sus gobernantes procedan. Ya veremos como lo van a lograr.

Resulta fácil entender las iniciativas ideológicas de las actuales campañas antivida y antifamilias que adelanta las Naciones Unidas impulsadas por la UNICEF, el PNUD, el OMS, el FMI, entre otras y son incalculables los millones de dólares que se gastan los organismos multilaterales en los proyectos en contra de la familia, y permítanme señalar, que estos proyectos están encaminados a las aprobaciones legales y sociales de las uniones homosexuales, o la legalización del aborto.

Quien se encuentre medianamente informado sobre estos temas, sabe que la organización internacional llamada Planed Parenthood Foundatión (IPPF), que en Colombia se denomina PRO- FAMILIA, promotora del proyecto antivida onusiano, cuenta con un presupuesto de $120´000.000. oo de dólares, proveniente de la fundación Rckefeller, entre otras.

Ahora bien, si creyéramos en lo que los medios de comunicación nos dice de la familia, esta institución estaría abolida hace muchos años, pues, ellos creen que la familia es un algo del pasado oscuro de la humanidad, pero en el momento en que la familia se le pone en extrema duda, sabios contemporáneos de primer orden, influenciados por El Espíritu Santo, saltan en defensa de la importancia social que tiene esta institución dejando en claro la actual vigencia de la familia, y estos puntos de vista científicos se convierten en un signo de esperanza, permitiendo a una sociedad desorientada e ignorante y que apenas estamos despertando del letargo en que nos tienen, que la familia es la mejor opción frente al totalitarismo iluminado y mamertista urdido por la ONU y sus secuaces, bueno, las ONGs.

En todo el mundo se reconoce que la familia está en dificultades, pues basta con mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta del número de hogares destruidos. Pero ¿que causa esta destrucción familiar?, y ¿debemos entender que esta destrucción familiar también afecta los valores sociales? Bien, empecemos a responder.

Primero debemos entender que las causas de la destrucción familiar en un importante número son promovidas o impulsadas por planes bien estructurados. Para empezar podemos enunciar las medidas contra la familia, y en este caso nos debemos referir a la deliberada reducción del apoyo público para las familias, que si bien existen señalamientos constitucionales en diferentes países a favor de la familia, estos están muy lejos de cumplirse y señalamos a las prestaciones familiares, las políticas de alojamiento, en las cuales se ofrecen créditos con intereses elevados que para un salario mínimo se convierten en obligaciones impagables, hay países que fijan tasas de impuestos progresivos según el número de hijos, en fin. Salvo notables excepciones como los proyectos de la comunidad Eudista y su fundación el Minuto de Dios, los economistas prácticamente no se interesan por la realidad de la familia, les interesa los hogares, considerados generalmente como unidades de habitación y consumo.

En segundo termino se encuentra la preocupante atmósfera social en la que se manifiesta la reducción de la nupcialidad o matrimonios y esto marca una importante reducción de la fecundidad, es decir, un alto porcentaje de parejas sin importar si están casadas o no, ya optan por no tener hijos, y si llegare a nacer algún hijo se le toma como un problema o impedimento para la realización profesional.

Por otra parte, muchas mujeres, por lo general profesionales y exitosas, quieren quedar embarazadas para evitar la soledad cuando se encuentren mayores, de tal manera que no necesitan a un hombre mas que para la procreación pues piensan que se bastan solas.

En Francia, las familias de cinco hijos o más representaban en 1968 el 3.66%; para 1990 peligrosamente no representan más que el 0.88%.
Bien en la parte 7ª de este escrito continuaré desarrollando este tema.

Para mis hermanitos ENS que Dios los guarde, y les sugiero que no piensen mucho en este tema. Al fin y al cabo no es con nosotros de tal manera que a ¡nosotros que!

Pero cuidado con nuestra indiferencia o el desamor pues es el más grave de los pecados.


Carlos E