jueves, 21 de mayo de 2009

¿Cristo viene? ¡Miércoles! y no me había dado cuenta. ¿Qué vamos hacer? PARTE 2


Hace unos cuantos años, me encontré una lectura muy interesante sobre una aparición en Francia que ocurrió en el año de 1846. Nuestra Señora de la Sallete, (recomiendo que la lean) hoy en día aprobada por la Iglesia y reconocida por el Papa Juan Pablo II llamándola “la reina de las profecías”; esto me hizo investigar un poco y dentro de su lectura me llamó la atención una frase del escrito, ¨La Iglesia pasará por una horrorosa crisis¨ y la verdad viendo los últimos acontecimientos que rodean nuestra vida y el diario transcurrir de nuestra Santa Iglesia Católica Apostólica me atrevería a decir que Nuestra Señora hablaba de estos tiempos. Sin embargo he de entender que en aquella época en Francia también se vivía un enfriamiento espiritual, pero haciendo una rápida revisión entre lo sucedido en la época de la aparición y el tiempo actual no podemos compararla. Hoy en día la corrupción dentro de nuestra Iglesia, (hay que reconocerlo) es terrible, como si estuviera atravesando la horrorosa crisis de los últimos tiempos de la que habla Nuestra Señora en la Sallete.

Entonces. ¿Podemos decir que estamos atravesando los últimos tiempos? No lo sé, pero algo me dice que es muy posible, ¿y que quiere decir los últimos tiempos? Bueno, primero que todo lo que si no quiere decir es que se trata del fin del mundo, nada más disparatado que esto, es decir, el fin de los tiempos no es el fin del mundo.

Podríamos decir que el fin de los tiempos, trata del final de una época y el comienzo de otra, el fin del mal y el triunfo del reino de Dios. ¨ Al final mi Inmaculado Corazón triunfará ¨ decía Nuestra Señora en Fátima a su Instrumento Sor Lucia, monja de la congregación Carmelita Descalza quien murió en el 2005. ¿Será que estamos próximos a esos acontecimientos? En lo personal, debo repetir, es muy posible y por eso el enemigo de Nuestra Señora y de la iglesia está entablando las últimas peleas y estas siempre son las más difíciles de afrontar.

A partir de los numerales 668 y siguientes del Catecismo de la Iglesia nos damos cuenta de lo que se dijo desde un principio sobre el final de los tiempos. En el numeral 670 lo específica de manera ejemplar, dice; ¨ Desde la Ascensión, el designio de Dios ha entrado en su consumación. Estamos ya en la última hora (1 de Juan 2, 18) ¨ El final de la historia ha llegado ya a nosotros y la renovación del mundo está ya decidida de manera irrevocable e incluso de alguna manera real está ya por anticipado en este mundo. La Iglesia, en efecto, ya en la tierra, se caracteriza por una verdadera santidad, aunque todavía imperfecta ¨. El Reino de Cristo manifiesta ya su presencia por los signos milagrosos que acompañan su anuncio por la Iglesia. ¨ ¿Entonces debemos pensar que el final de los tiempos hace referencia a una segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo? En el numeral 673 nos lo dice, ¨ Desde la Asención, el advenimiento de Cristo es Inminente, aun cuanto a nosotros no nos toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad (Hch 1, 7) Este advenimiento esjatológico se puede cumplir en cualquier momento, aunque tal acontecimiento y la prueba final que le ha de preceder estén retenidos en las manos de Dios. ¨ al parecer, sí, se hace referencia a una segunda venida de Jesús en un cuerpo glorificado, como así lo indica el numeral 674.

Ahora bien, si bien la fecha y la hora nadie la sabe sino El Padre que está en los cielos, el Señor dejo unos signos para que discerniéramos la época en la que acontecerían estos eventos.

En el mismo catecismo numeral 675 nos da un signo de una época precisa de suma importancia que indicaría la aproximación del advenimiento de Jesús, ¨Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes.¨

¡Una prueba final! ¿Será que las corrientes de las falsas doctrinas llamadas “nueva era” con su empalagosa receta de hinduismo y demás pensamientos orientales con toques de brujería y pizcas de ufología añadiendo un ingrediente más como la astrología, penetrará la sana doctrina Cristiana Católica hasta consumirla? ¿Será esta la dura prueba? Permítanme me remito a los Evangelios (2 Tim 4, 3 – 4) ¨ Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana sino que arrastrados por sus propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades; apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas.¨ ¿Será que habrá Fe cuando Cristo vuelva? Creo que la dura prueba puede ser esta. Cuantos cristianos no se van en los vuelos fletados para India y China a retirarse espiritualmente en un monasterio de yoga desconociendo el peligro de enredarse en estas corrientes.

Continuando con el numeral 675 la segunda parte nos dice, ¨ la persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra, desvelará el misterio de iniquidad bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir la de un seudo- mesianismo en que el hombre se glorifica a si mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne. ¨ Entonces, siendo esto, debemos pensar que las corrientes de la nueva era anteceden a una figura humana que se hace pasar por el Cristo resucitado pero que en verdad no es más que un falso cristo que conducirá a la Iglesia de Dios a los errores, y los que se nieguen en hacerlo serán perseguidos.

Claro que hoy en día las persecuciones se desarrollan todos los días a cada minuto en diferentes zonas de este planeta. Por desgracia, y como ya no es raro, los medios de comunicación no lo señalan, pero es una realidad, solo falta entrar a Internet para averiguar de manera fácil cuantos curas han muerto en los países orientales, sobre todo en Corea del Norte.

Es claro que no caeré en el ya agotado tema del milenarismo, rechazada de manera enfática por nuestra Iglesia, pero debe quedar claro que Jesús viene por segunda vez. ¿Cuándo?, no lo sabemos pero si podremos dar una aproximación analizando los Evangelios y una serie de acontecimientos que nos conducen a una posible época pero sin determinar la fecha. ¿Podemos preguntar si estamos cerca de este advenimiento?, y la respuesta es, ¡ni idea! La verdad no lo sé, pero los que están leyendo esto lo meditarán.

Por lo pronto, esperemos que más encuentro, e investigo, y les estaré comunicando.


Para mis hermanitos y los del ENS en especial el glorioso


C. E. R.

Que Dios lo bendiga y la Virgen los proteja

2 comentarios:

rlondonod dijo...

Gracias!

coconut dijo...

Comentario respetuoso: Creo que en cada una de las "epocas" en la humanidad ha habido signos dificiles, que anuncian que estamos ante los ultimos tiempos. Esta epoca actual que nos esta tocando vivir, tiene tambien sus signos apocalipticos, que no son muy diferentes de los anteriores. Hoy tambien tenemos Sodoma y Gomorra, al estilo de antes. Etc. Los medios de comunicacion, el consumismo, los ataques a la Iglesia, las peleas fratricidas e intrafamiliares, los escandalos de algunos curas, el propio mal ejemplo, etc., indican algo? De cualquier modo, esto me preocupa. El mundo no va bien. "Qué tanto falta para el fin de los tiempos?"