viernes, 15 de mayo de 2009

¿Cristo viene? ¡Miércoles! y no me había dado cuenta. ¿Qué vamos hacer? - 1 PARTE

LOS DÉSPOTAS


Desde hace unos domingos comenzó un programa muy interesante dirigido por Guillermo Prieto Larrota, el famoso ¨ Pirry ¨ denominado, ¨ CUANDO EL DEMONIO CAMINO SOBRE LA TIERRA ¨; bueno, creo que el bicho siempre ha estado en este planeta, pero he de reconocer que esta vez este periodista investigativo me movió el piso, el corazón y la inquietud, pues, últimamente estaba un poco apagado.

Esta serie de programas me despertaron de nuevo la venita de leer e investigar un poco sobre algunos temas que anteriormente me gustaba escudriñar.

¿Será que el diablo camina por la tierra?, la respuesta es un rotundo ¡si! Es increíble, pero desde que el ser humano vive en este planeta, se ha convertido en la fuente de los actos más violentos y crueles contra su prójimo y no es que las masacres que Don Guillermo Prieto nos presentó en los programas se declaren que son más o menos crueles. Sencillamente la historia nos presenta que esto siempre ha sido igual, lo que me lleva a pensar que el hombre es un homicida por naturaleza.

Claro que no podemos caer en los sofismas de falsa generalización, puesto que no son todos los seres humanos los asesinos y crueles homicidas, pero si podemos decir que la historia nos acostumbró a estos menesteres de normalidad humana, y esto si es grave.

Las guerras siempre han existido, y siempre han sido impulsadas por la codicia y la envidia, con el único deseo de imponer la voluntad soberbia que otorga el poder mal entendido, y la verdad es que no tiene otra explicación coherente para los conflictos armados.

Me identifico con lo escrito por Monseñor Machel Schooyans hasta hace no mucho Arzobispo de Bruselas quien dice,
¨ Las grandes revoluciones han estallado en contra del poder absoluto, arbitrario y tiránico. Todas se han fraguado en nombre de la dignidad humana, misma que ha sido burlada por las potencias despóticas ¨.

De igual manera, los grandes documentos que declaran los Derechos Humanos han sido fruto de una concienciación progresiva de la dignidad inalienable de todos los hombres, y pese a ello, han visto la luz a costa de enormes sufrimiento y de un sinfín de lágrimas populares. ¨ .

Con base en lo anterior, podemos entender que la historia conoció la primera forma de despotismo en aquellos a los que llamaremos los Déspotas Ilustrados. Estos personajes nacidos dentro de los túneles soterrados de la revolución Francesa y victimas de otros tiránicos Reyezuelos monárquicos, se arrogaban el privilegio de gozar de las luces de la Razón, inaccesibles al común de los individuos, ¨ Su voluntad era la base de la ley, y su poder, absoluto. No tenía cuentas que rendir al pueblo, ¨ Continua Monseñor Schooyans.

Hoy en día han florecido algunas dictaduras irrisorias herederas miserables y ridículas, de las ideas recalentadas de corte socialista. Estos individuos medio ignorantes gobiernan haciendo uso de terror puro, la corrupción, la concentración de todos los poderes, el cinismo, y la brutalidad, por no decir la “burralidad”.

Este tipo de despotismo que en la actualidad pulula en países de América Latina, y algunos países tercermundistas, que se ha convertido en el pan de cada día, pues ya en la actualidad no solo son déspotas los tiranos mediocres que gobiernas los países, sino todo aquel sujeto que tenga cualquier pizca de poder; o díganme si un simple celador no se cree con el poder suficiente de hacer sentir su despótico dominio en la portería de cualquier edificio sin importar el estrato. De tal manera que estamos frente a una condición humana en la que la soberbia impregna el sentir del hombre.

Como extraño a los agentes de policía de barrio en los lejanos años sesenta cuando nos reunía a todos los chicos de la cuadra para organizar en el parque un simple partido de futboll, el poder se lo otorgaba la humildad y la sana voluntad con que nos convidaba para el agradable evento, o el simple buenos días de las personas que sin sentirse conocidas nos saludaban en los antiguos tranvías de la carrera 17, pero de lo que si estoy seguro es que esos días ya no están, en algún lugar de tiempo se perdió la decencia, la humildad y la cordialidad.

Pero, no solo quiero hacer referencia a los gobiernos despóticos que hoy en día rigen, sino al común del pueblo, a la gente particular, a los que convivimos en el diario trajinar y que nos dejamos llevar por las ideas supuestamente progresistas de quienes en las realidad nos quieren manipular.

También en estos escritos quiero hacer referencia, a mi amada Iglesia Santa Católica y Apostólica de la que no solo estoy profundamente enamorado si no que me considero un fiel hijo. Espero que Dios me ayude en esta fidelidad, porque solo no puedo.

Como me duele cuando estalla un escándalo que enloda de manera particular la imagen de nuestra Iglesia, en especial, cuando los medios de comunicación disfrutan con desollar de la manera más cruel a la Iglesia, esto es realmente doloroso. Duele más cuando son los mismos integrantes de la iglesia, en la más recalcitrante y soberbia apostasía, cuando se voltean con sus dientes afilados que como fieras se preparan para la carnicería y con mordiscos rabiosos señalan y muerden a la Santa Madre Iglesia. Me duele también cuando el manto cobarde de los tibios católicos callan, y haciéndose los desentendidos prefieren no hacer comentarios por el miedo hipócrita de caer en el pecado de levantar juicios, pero me duele más cuando me doy cuenta que uno de esos católicos soy yo.

Debemos recordar que como cristianos amamos el pecador pero odiamos el pecado, y es de cristianos exhortar a nuestros hermanos a tener una vida Santa haciendo señalamientos del pecado sin nombrar el pecador y que para llamar la atención existe la corrección fraterna.

Debemos reconocer y entender que todo lo que estamos viviendo ya nos había sido anunciado, la crisis económica, las guerras en lejanas tierras, las tibieza de nosotros los Católicos, la corrupción, la pérdida de la Fe, la Proliferación de los falsos profetas, en fin. Digamos que no tenemos disculpa porque de alguna manera nos lo habían advertido.

En los próximos escritos recordaremos quien cuando y en donde nos lo habían advertido.

Para mis hermanitos y los del ENS en especial el glorioso


C.E.R

Mayo 12 del 2009

1 comentario:

rlondonod dijo...

Gorditín, un saludo. La reflexión vale. Pero las "dictaduras irrisorias" no son solo de corte socialista. Basta mirar hacia la Casa de Nari.